Convencidas de los Remedios Naturales

Tienes opciones alternativos para mejorar la salud.

By Meryl Davids Landau

Photography by Ron Howard

|||||

FUERTE CONTRA LA MENOPAUSIA  Tara Solomon, doctora, 44  GINECÓLOGA  
Tara Solomon es una doctora que creen en las alternativas holísticas.
En el año 2002, cuando se descubrió la relación entre el reemplazo hormonal con las enfermedades del corazón, o con el cáncer de mama, las pacientes de la doctora Solomon comenzaron a pedirle alternativas holísticas. Pero a ella sólo  la habían educado para recetar medicamentos comunes dentro de instituciones tan prestigiosas como el Centro Médico Presbiteriano de Nueva York. La médica Solomon recordó que una colega manejó durante algún tiempo una tienda de  comida naturista y en muchas ocasiones comentó acerca de los beneficios de las hierbas y suplementos. Así, empezó a asistir a conferencias con el fin de mejorar su conocimiento en esta área y muy pronto comenzó a recetar remedios naturales  contra la menopausia, y después —convencida por los resultados vistos en sus pacientes— amplió sus recomendaciones para otras enfermedades que trataba. Aunado a las hormonas bioidénticas y medicinas (cuando se requieren), estos tratamientos ya forman casi el total de su práctica médica en el sur de Florida. “Ya que son terapias herbales, son más seguras que las hormonas sintéticas tradicionales”, dice.  

SUS MEJORES CONSEJOS

Baja el calor. El diindolilmetano, o DIM (un suplemento antioxidante elaborado a base de vegetales crucíferos), ayuda a disipar los calores, especialmente en mujeres con sobrepeso. Según la teoría: uno de los tres tipos de estrógeno que la mujer produce, la estrona, es generado en las células grasas, por lo tanto, las mujeres con kilos de más crean demasiados. “El DIM transforma la estrona en estradiol, una variante más débil y benéfica”, dice la doctora Solomon. “He tenido pacientes cuyos síntomas y calores han desaparecido por completo unas semanas después de comenzar este tratamiento”. Toma dos cápsulas  un par de veces al día. 
Prueba un remedio herbal como auxiliar para el sueño. “Mis pacientes de mediana edad son capaces de relajarse y dormir mejor cuando toman la hierba conocida como ashwagandha”, dice la especialista Solomon. En pruebas con  animales, la ashwagandha —que tiene una larga historia dentro de la medicina ayurvédica y que se consigue en tiendas naturistas— minimizó los efectos del estrés crónico. Mezcla 30 gotas del preparado en un vaso de agua (o toma una pastilla de acuerdo a la dosis que menciona la etiqueta) por la mañana y la tarde durante el tiempo que lo necesites. 
Lucha contra la fatiga adrenal. Los cambios hormonales de la premenopausia, así como los años acumulados de múltiples actividades, pueden lastimar tus glándulas adrenales. La mayoría de los doctores tradicionalistas no  cree esto, lo cual se documentó por primera vez hace más de 100 años, pero los médicos holísticos dicen que puede provocar cansancio extremo y la sensación de que hasta las situaciones de estrés más pequeñas te agobien. La galena Solomon  sugiere a las mujeres con estos síntomas que se hagan una prueba de sangre o saliva para revisar su cortisol. Si lo niveles se encuentran muy bajos, puedes usar un suplemento con pregnenolona, una hormona “precursora” que el cuerpo trans- forma en cortisol y otras hormonas, las cuales el cuerpo humano sano produce solo. Se puede encontrar en boticas y tiendas naturistas; toma 10 mg dos veces al día- el tomar más puede provocar sensaciones de ansiedad. 
Hazte una prueba de tiroides completa. Los mismos cambios hormonales que afectan a tus adrenales, también pueden lastimar tu tiroides, provocando problemas aun cuando las pruebas digan lo contrario. “La mayoría de los  médicos revisa la hormona estimulante completa de tiroides y la hormona tiroidal tiroxina, conocida como T4. Pero no examina la otra hormona toroidal, la triyodotironina, o T3, la cual también puede estar muy baja”, explica Solomon. Si tienes los síntomas clásicos de una tiroides perezosa, como la pérdida de cabello, aumento de peso y constipación, pide que se te realice la prueba de la hormona T3. Si está baja, la doctora Salomon recomienda tomar suplementos de T3; si tanto  la T3 como la T4 estuvieran disminuidas, sugiere el Armour Thyroid, un producto derivado de la tiroides del cerdo.  

Page:
ADVERTISMENT